RESUMEN-El estímulo fiscal impulsa las ventas minoristas en EEUU en enero

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 17 feb (Reuters) – Las ventas al por menor en Estados Unidos repuntaron con fuerza en enero después de que los hogares recibieron más dinero del gobierno para paliar los efectos de la pandemia, lo que sugiere un repunte de la actividad después de que se vio frenada por una nueva ola de infecciones de COVID-19 a finales del año pasado.

El aumento de las ventas, comunicado el miércoles por el Departamento de Comercio, fue generalizado y puso fin a tres meses consecutivos de descensos. Otros datos mostraron que las presiones inflacionistas están aumentando en las fábricas, con precios de producción que anotaron en enero su mayor alza desde 2009.

Las ventas al por menor aumentaron el mes pasado un 5,3%, ajustadas estacionalmente, dijo el miércoles el Departamento de Comercio. Los datos de diciembre fueron revisados a la baja para mostrar que las ventas disminuyeron un 1,0% en lugar del 0,7%. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto que las ventas minoristas subieran un 1,1% en enero.

Las ventas al por menor aumentaron un 7,4% respecto de hace un año. El avance estuvo encabezado por los vehículos de motor, con una aceleración de la facturación de las concesionarias de automóviles del 3,1%, tras el alza del 2,0% en diciembre. Las ventas en las tiendas de ropa se dispararon un 5,0%.

Si se excluyen los automóviles, la gasolina, los materiales de construcción y los servicios de alimentación, las ventas minoristas crecieron un 6,0% el mes pasado, tras haber disminuido un 2,4% revisado en diciembre.

Las llamadas ventas minoristas subyacentes son las que más se corresponden con el componente de gasto de los consumidores del Producto Interno Bruto. Antes se estimaba que habían caído un 1,9% en diciembre.

A finales de diciembre, el gobierno aprobó otro paquete de rescate por valor de casi 900.000 millones de dólares, que incluía cheques de 600 dólares para la mayoría de los estadounidenses de ingresos bajos y algunos de ingresos medios. La mayor parte del dinero se desembolsó a principios de enero.

El paquete también amplió el subsidio semanal de desempleo financiado por el gobierno, así como las prestaciones para millones de personas que no cumplen los requisitos para participar en los programas estatales por desocupación, así como para aquellos que han agotado sus seis meses de elegibilidad.

LA INFLACIÓN SE ACELERA

Parte del fuerte repunte fue técnico. El modelo utilizado por el gobierno para eliminar las fluctuaciones estacionales de los datos suele anticipar una mayor caída de las ventas minoristas en enero tras las vacaciones de fin de año.

Se espera que las ventas sigan aumentando en los próximos meses. El Congreso estadounidense está estudiando el plan de recuperación del presidente Joe Biden, de 1,9 billones de dólares, que incluirá un cheque adicional de 1.400 dólares para los hogares. Se espera que el enorme estímulo fiscal impulse el gasto de los consumidores y el crecimiento en este trimestre.

Las tasas de infección y las hospitalizaciones por COVID-19 en Estados Unidos también están disminuyendo, y la distribución de vacunas ha mejorado. Esto debería permitir la reapertura de más restaurantes y otros negocios orientados al consumidor en la primavera.

Se prevé que la economía crezca hasta un 4,8% este año, tras contraerse un 3,5% en 2020, la mayor caída del producto interior bruto desde 1946.

La fortaleza de la actividad económica está empezando a impulsar la inflación. En otro informe, el Departamento de Trabajo dijo que su índice de precios al productor para la demanda final subió un 1,3% el mes pasado, el mayor aumento desde diciembre de 2009, cuando el gobierno renovó la serie. Esto siguió a una subida del 0,3% en diciembre.

En los 12 meses transcurridos hasta enero, el IPP se aceleró a un 1,7% tras subir a un 0,8% en diciembre. Un aumento del 1,3% en el precio de los servicios representó dos tercios del incremento del IPP. Se trata de la mayor subida desde diciembre de 2009 y se produce tras una caída del 0,1% en diciembre.

El costo de los bienes subió un 1,4% después de haber ganado un 1,0% en diciembre. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto que el IPP subiera un 0,4% en enero y un 0,9% en términos interanuales.

La inflación está en el punto de mira este año, en medio de la preocupación de algunos sectores de que el plan de recuperación de Biden pueda llevar a un sobrecalentamiento de la economía.

(Reporte de Lucia Mutikani; Editado en español por Javier López de Lérida)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH1G1DX-BASEIMAGE

Compruebe también

JD Sports comprará una participación del 80% en el minorista online español Deporvillage

28 jun (Reuters) – JD Sports Fashion dijo el lunes que su unidad española comprará …