«Póngase cubrebocas»: Mexicanos piden al presidente seguir las reglas tras contraer COVID-19

Por Stefanie Eschenbacher y Adriana Barrera

CIUDAD DE MÉXICO, 26 ene (Reuters) – Los mexicanos esperan que el presidente Andrés Manuel López Obrador se recupere rápidamente del COVID-19, aunque muchos creen que podría haber evitado contagiarse si hubiera seguido más estrictamente los consejos de salud de su Gobierno y hubiera usado cubrebocas.

El anuncio de la enfermedad del mandatario el domingo coronó la semana más letal de la pandemia de coronavirus en el país, que ocupa el cuarto lugar en número de muertos relacionados con COVID-19 en el mundo.

«No se cuidaba, siempre andaba sin cubrebocas y no respetó la sana distancia», dijo el recolector de basura Luis Enrique Flores, que pasaba con su carrito por delante de una pared con carteles, del Gobierno, que instaban a usar mascarillas.

López Obrador, que dejó de fumar después de un ataque al corazón en 2013, insiste en que es cuidadoso y se ha remitido a las recomendaciones del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, uno de los estrategas para enfrentar la pandemia en México, cuando se le ha preguntado por qué no usa mascarilla.

Sondeos de opinión muestran que la mayoría de los mexicanos aprueban la gestión de López Obrador, conocido como AMLO, de la crisis sanitaria y su popularidad, en todo caso, ha mejorado en la pandemia, durante la cual ha mantenido una apretada agenda y ha continuado con giras de trabajo por el país.

Sin embargo, su aversión a llevar una máscara no coincide con la opinión pública, según sugieren las encuestas.

Un sondeo realizado en julio por el diario El Financiero mostró que el 86% de los mexicanos consideraba que las mascarillas ayudaban a prevenir el contagio del virus, mientras que casi nueve de cada 10 dijeron que siempre llevaban una al salir de casa, según mostró el lunes un estudio de Consulta Mitofsky.

«Que se cuide más, que use tapabocas porque siempre sale sin tapabocas en todas sus conferencias», dijo Noé Méndez, un vendedor ambulante en Ciudad de México.

Sólo cuando viaja en avión se le ve con tapabocas. Pero su decisión de subir a un vuelo comercial el domingo, unas horas antes de revelar que tenía COVID-19, provocó críticas de que estaba socavando el mensaje del propio Gobierno.

Marisol González, quien tiene un puesto de comida callejero en la capital, dijo que muchos mexicanos de a pie tenían que hacer un esfuerzo mucho mayor para mantenerse a salvo y sus negocios a flote.

Los mexicanos se preocupan cada vez más por el acceso a la asistencia sanitaria a medida que la pandemia va copando los hospitales, pero Reina Luisa Hernández, una masajista cuyo medio de vida ha sido destrozado por la pandemia, dijo que el presidente recibiría el tipo de atención «que no está al alcance de la gran mayoría de los mexicanos».

Otros esperan que AMLO aprenda de su experiencia.

«Es bueno que él sepa lo que se siente, lo que la gente está sufriendo», dijo Teresa López, editora de una revista digital.

(Reporte de Stefanie Eschenbacher y Adriana Barrera.)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0P1FC-BASEIMAGE

Compruebe también

Alberto Fernández relanza su Gobierno con nuevo gabinete

Alberto Fernández puso en funciones este lunes a sus nuevos ministros para relanzar el Gobierno hacia la carrera de las parlamerntarias