Portugal vota a un nuevo presidente en el punto álgido de la pandemia

LISBOA, 24 ene (Reuters) – Con mascarillas, distancia social y cada uno con su propio bolígrafo para evitar la propagación de gérmenes, Portugal se dirigió el domingo a las urnas para votar por el cargo, en gran medida de carácter ceremonial, de presidente, mientras los casos de coronavirus alcanzan niveles récord.

Las encuestas de opinión muestran que el presidente Marcelo Rebelo de Sousa, del Partido Socialdemócrata de centro derecha, ganará con facilidad.

«Estoy aquí entre los primeros para evitar grupos y colas», dijo Cristina Queda, de 58 años, que llegó a su colegio electoral en Lisboa nada más abrir a las 8 de la mañana.»Como no se ha cambiado la fecha de las elecciones, he decidido venir antes para evitar esa situación».

Algo menos de dos tercios de los portugueses pensaban que las elecciones deberían haberse pospuesto a causa de la pandemia, según una encuesta realizada la semana pasada por el instituto de investigación ISC/ISCTE.

Algunos de los que llegaron más tarde dijeron que habían esperado alrededor de media hora en colas que daban la vuelta a la manzana, ya que las normas dictaban que los votantes debían situarse a dos metros de distancia y que sólo se permitía entrar a una persona cada vez.

Los encuestadores prevén una abstención récord del 60-70%, en parte porque cientos de miles de votantes están en cuarentena.

Al depositar su voto en un colegio de Lisboa, el primer ministro Antonio Costa dijo que se habían tomado todas las medidas para evitar contagios.

«Todas las medidas están en marcha», dijo Costa. «Estamos en un punto muy grave de la pandemia: se ha hecho todo lo posible para que la gente pueda ejercer su derecho democrático al voto».

Este país de 10 millones de habitantes está experimentando un grave aumento de la pandemia tras las Navidades, con el promedio de siete días consecutivos de nuevos casos y muertes per cápita más alto del mundo, según el rastreador de datos de la Universidad de Oxford www.ourworldindata.org.

El domingo, el número de muertes por COVID-19 batió récords por séptimo día consecutivo, con 275, mientras las hospitalizaciones también alcanzaron un máximo histórico y las ambulancias hicieron cola durante varias horas en los hospitales de Lisboa, llenos hasta los topes.

«No estoy de acuerdo con que no se haya cambiado la fecha», dijo José Antonio Queda, de 72 años, que también votó temprano con su esposa. «Si estamos confinados, deberíamos evitar el virus en la medida de lo posible».

(Información de Victoria Waldersee, Miguel Pereira, editado por Andrei Khalip Y Nick Macfie; traducido por Aida Peláez en la redacción de Gdansk)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0N087-BASEIMAGE

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0N088-BASEIMAGE

Compruebe también

Ómicron nueva variante de Covid-19 crea alarma mundial

Ómicron la nueva variante del SARS-CoV-2 fue calificada por la OMS como altamente peligrosa por su alto nivel de contagio