Con la agenda de Biden en juego, Georgia vota para definir el Senado de EEUU

Por Rich McKay y Nathan Layne

ATLANTA, 5 ene (Reuters) – Los votantes en Georgia sufragaron el martes en un par de elecciones de segunda vuelta que determinarán tanto el control del Senado de Estados Unidos como la capacidad del presidente electo demócrata Joe Biden de impulsar una ambiciosa agenda legislativa.

Los senadores republicanos David Perdue y Kelly Loeffler están tratando de mantener a raya a los contendores demócratas Jon Ossoff, un realizador de documentales, y al reverendo Raphael Warnock, pastor de una histórica iglesia negra en Atlanta, en un estado que Biden ganó por estrecho margen el 3 de noviembre.

Los demócratas deben ganar ambas contiendas para tomar el control de lsa Cámara alta. Una doble victoria demócrata dividiría el Senado 50-50, con la votación de desempate en manos de la vicepresidenta electa Kamala Harris. El partido ya tiene una estrecha mayoría en la Cámara de Representantes.

Un Senado controlado por los republicanos probablemente bloquearía muchos de los objetivos políticos más ambiciosos de Biden en áreas como el alivio económico y el cambio climático.

Tanto Biden como el presidente republicano Donald Trump hicieron campaña en el estado el lunes, lo que subraya lo que está en juego.

Los resultados podrían conocerse el miércoles por la mañana, pero también podrían darse a conocer más tarde, dependiendo de los márgenes, según funcionarios estatales, que dijeron que la votación se desarrolló en gran medida sin problemas el martes.

El gerente de sistemas de votación del estado, Gabriel Sterling, dijo a primeras horas de la tarde que el tiempo de espera promedio en todo el estado era de solo un minuto.

Ningún demócrata ha ganado una carrera por el Senado de Estados Unidos en Georgia en 20 años, pero las encuestas de opinión muestran que ambas carreras están extremadamente igualadas.

Los balotajes, una peculiaridad de la ley estatal, se hicieron necesarios porque ningún candidato en ambas contiendas superó el 50% de los votos en noviembre.

La estrecha victoria estatal de Biden en las elecciones del 3 de noviembre, la primera para un candidato presidencial demócrata desde 1992, le ha dado al partido motivos estar optimista en un estado dominado por los republicanos durante décadas.

Hasta el martes se habían emitido unos 3 millones de sufragios en la votación anticipada en persona y por correo, similar a la tendencia observada en noviembre debido a la pandemia.

IRA DE TRUMP

Los últimos días de la tumultuosa contienda han estado dominados por el esfuerzo continuo del presidente Donald Trump por subvertir los resultados electorales. El sábado, presionó al secretario de estado republicano local para que revirtiera la victoria estatal de Biden, alegando un fraude masivo.

El presidente calificó las elecciones del 3 de noviembre como «amañadas» y afirmó falsamente que ganó el estado el lunes, mientras usaba su discurso para expresar quejas por su derrota.

«No hay manera de que hayamos perdido en Georgia», dijo Trump, mencionando una larga lista de teorías de conspiración infundadas sobre el fraude electoral.

Algunos republicanos han expresado su preocupación de que los ataques infundados de Trump puedan suprimir la participación entre sus partidarios. Sin embargo, 50 votantes que apoyaban a Trump entrevistados por Reuters el mes pasado dijeron que planeaban votar a pesar de sus afirmaciones.

Tanto Loeffler como Perdue han respaldado firmemente las acusaciones de Trump y Loeffler ha dicho que impugnará la victoria de Biden en el Congreso el miércoles. El mandato de Perdue técnicamente terminó el domingo, pero ha dicho que apoya la medida.

Los principales índices de Wall Street terminaron al alza el martes después de un comienzo débil, mientras los inversores esperaban el resultado electoral.

De ser elegido, Warnock se convertiría en el primer senador estadounidense negro de Georgia y Ossoff, a los 33 años, el miembro más joven del Senado.

Perdue es un exejecutivo de Fortune 500 que ha servido durante un período en el Senado. Loeffler, uno de los miembros más ricos del Congreso, fue nombrado hace un año para ocupar el puesto de un senador que dejó el cargo.

(Reporte de Nathan Layne en Atlanta y Joseph Ax en Princeton, New Jersey; Editado en español por Gabriela Donoso y Rodrigo Charme)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH040MW-BASEIMAGE

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH040MX-BASEIMAGE

Compruebe también

Putin defiende a ultranza el derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU

Putin no descartó hoy una reforma de la ONU, pero defendió a ultranza el derecho de veto de los miembros permanentes del Conejo de Seguridad