Abren nuevo proceso de destitución contra Martín Vizcarra

Por segunda vez en dos meses, el presidente peruano Martín Vizcarra se enfrentará a un juicio de destitución aprobado por el Congreso, con 60 votos a favor, 40 en contra y 18 abstenciones.

En esta ocasión acusan al mandatario de haber recibido durante su periodo como gobernador de Moquegua, entre 2011 y 2014, sobornos por más de USD 636.000 (PEN 2.300.000) para aprobar contratos de dos empresas constructoras. Dichas compañías están envueltas en el escándalo de corrupción de la brasileña Odebrecht, que afectó a varios países de América Latina. La Fiscalía cuenta con cuatro testigos que confirmarían la supuesta responsabilidad de Vizcarra.

Argumentando que Vizcarra tiene “incapacidad moral permanente” para ejercer el cargo de presidente de la República, la moción de vacancia tendrá lugar el próximo 9 de noviembre, a las 10:00 am (hora de Perú). Para que Vizcarra pierda su investidura como presidente necesitaría 87 votos a favor de su destitución.

El presidente negó su culpabilidad en octubre pasado durante una entrevista con el diario El Comercio. Por su parte, César Acuña, presidente del partido Alianza para el Progreso (APP), dijo al mismo periódico que “es irresponsable, a 7 meses de que termine Vizcarra, que se dé una vacancia. A nadie se le puede ocurrir que haya ahorita un cambio de presidente”.

El nuevo proceso de destitución de Vizcarra ocurre a seis meses de las elecciones presidenciales de Perú y en épocas en que varios parlamentarios, como la representante Rocío Silva de Frente Amplio, piden que la agenda política del país se centre en las políticas para enfrentar COVID-19.

En el primer debate parlamentario que Vizcarra enfrentó la destitución por acusaciones de contratación irregular, 78 congresistas votaron en contra de su destitución, frente a 32 a favor y 15 abstenciones.

Compruebe también

Comienza juicio a Fujimori por «esterilizaciones forzadas»

Comienza juicio a Fujimori y sus exministros de Salud por forzar la esterilización de mujeres andinas para "reducir la pobreza"