Sindicatos del Transporte independientes y bolivarianos de NvaEsparta fueron al paro

El Sindicato Unico de Trabajadores del Transporte de Nueva Esparta (Suttene) y el Movimiento sindical Bolivariano de Transportistas Profesionales, se unieron en un paro indefinido, siendo la principal exigencia para retornar a sus labores la remoción del Comandante de la Zodi Nueva Esparta, Vicealmirante Alejandro Wessoloski.

En Rueda de Prensa los presidentes de ambos sindicatos y sus miembros, fijaron posición ante lo que califican como un irrespeto a su condición de ciudadanos y servidores públicos, haciendo con ello referencia a las imposiciones que ejercen las autoridades militares durante las escazes oportunidades que tienen de surtir de combustible las unidades de transporte.

José Luis Isase, directivo de Suttene, dijo que el detonante fue la prohibición por parte del Comandante de la Zodi Nueva Esparta, de abastecer de gasolina a un transportista que tenía una emergencia médica,. “Estamos cansados de las arbitrariedades de esta Autoridad. Para el Vicealmirante los que han creado los problemas somos nosotros, pero déjeme decirle que no somos los transportistas los que aparecemos negociando bidones de gasolina o vendiendo cupos en las estaciones. Por el contrario hemos demostrado paciencia y organización, pero es responsabilidad del Estado dar respuesta a los ciudadanos propiciar solución, por eso hoy tomamos  la determinación de ir a un paro y así nos mantendremos hasta que Usted (Vicealmirante) sea removido de este Estado”.

Las desaveniencias son ratificadas por Luis Daniel Rodríguez, presidente del Movimiento Bolivariano de Transporte, quien ratificó la disposición de apoyar las acciones de reclamo pues aunque es un grupo afecto al Gobierno, reconocen como inapropiado el trato que reciben en las estaciones de gasolina.

“Somos transportistas y como tal una sola familia, tenemos el mismo espacio y luchamos por la misma causa. Queremos que el Vicealmirante ponga su cargo a la orden, que nos deje trabajar tranquilos porque nos tienen un sometimiento en las estaciones de gasolina”.

Los transportistas están conscientes que su posición afecta directamente a los usuarios, pero ante la situación que viven piensan que la Defensoría del Pueblo debería actuar pues si bien es garante de los derechos ciudadanos también debe responder por los derechos de los sectores productivos.

Advierten que una de las consecuencias de las limitaciones para trabajar es la propagación de la pandemia pues mientras menos unidades surtidas de gasolina menos posibilidad de distanciamiento social en los traslados.

Notiespartano

Compruebe también

Juntos lograremos desarrollo de Porlamar asegura Nino Rojas el día de San Nicolás

Juntos lograremos el desarrollo en lo espiritual, social y económico que todos deseamos”, expresó Rojas Castillo.