Los castillos en ruinas más mágicos de Escocia

En Escocia es posible admirar castillos magníficamente conservados o restaurados. Pero hay otros muchos que también nos recuerdan el pasado guerrero de los habitantes de estas tierras, a pesar de que solo queden algunas piedras en pie. Castillos destruidos en medio de terribles luchas o simplemente abandonados, fortalezas que, a pesar de estar derruidas, conservan un encanto especial. ¿Quieres conocer las más bellas ruinas de Escocia? Acompáñanos.

1. Dunnotar Castle 

Dunnotar-Castle

Fue en sus tiempos la fortaleza más segura de Escocia, prácticamente inexpugnable. Construida en un impresionante emplazamiento de profundos barrancos, solo tiene un paso para acceder a ella. Hoy Dunnotar solo es una hermosísima ruina que apena recuerda que aquí se guardaron las joyas de la corona escocesa. Pero también fue escenario de acontecimientos dramáticos, William Wallace quemó su capilla en 1297 con una guarnición de soldados ingleses en su interior.

2. Kilchurn Castle    

Kilchurn-Castle-

Sin duda, el castillo más romántico de Escocia por dos razones. En primer lugar por un maravillosa situación, en la cabecera del Losh Awe y rodeado de hermosas colinas. En segundo lugar, por la leyenda de la dama del lago, una versión medieval de la historia de Penélope esperando durante años a que su esposo regresara de las Cruzadas. Es posible visitar su interior y subir a lo que queda de la torre, desde la que se puede disfrutar de unas vistas maravillosas.

3. Kildrummy Castle

Kildrummy-Castle-

Construido en el siglo XIII, fue una de las fortalezas más importantes de su época, aunque hoy apenas se puede adivinar como era en sus tiempos de esplendor. De sus torreones apenas se conservan los cimientos y del resto solo se puede contemplar parte de la muralla. Sin embargo, el mimo con el que se han conservado las ruinas y su maravilloso hacen que la visita merezca la pena.

4. Ardvreck Castle 

Ardvreck-Castle

Solitario pero aún altivo se levanta el torreón de este castillo. Poco más se conserva de lo que fuera una imponente fortaleza, pero el escenario es absolutamente encantador. Situado en una pequeña península del bucólico Loch Assynt, este castillo cuenta, como no, con su propio fantasma, en este caso es el de la hija de unos antiguos señores del castillo. Hay varias versiones del mismo suceso, una de ellas cuenta que la joven ofreció su vida al diablo a cambio de que su padre conservara el castillo, otra dice que fue su progenitor quien intentó casarla con él. Fuera lo que fuera, hay quien asegura que por las noches el fantasma de la joven vaga por las inmediaciones del castillo.

5. Urquhart Castle 

Urquhart-Castle

Está situado en un promontorio sobre las oscuras aguas del famosísimo Loch Nesses uno de los castillos más emblemáticos de Escocia. Fue escenario de luchas entre clanes y, sobre todo de cruentas batallas entre escoceses e ingleses, de hecho fueron éstos últimos quienes lo destruyeron en 1692.

Son castillos envueltos en la magia y el misterio, que aún rememoran un pasado de gloria y de luchas encarnizadas a pesar del abandono y la destrucción que sufrieron. Castillos que aunque solo sean unas hermosísimas ruinas, bien merecen una mención destacada.

Compruebe también

Madrid en diciembre, una experiencia para disfrutar

Visitar Madrid durante diciembre, en vísperas de la Navidad, representa una experiencia muy diferente para …