¿Cómo recuperarse tras la primera eyaculación en el sexo?

La fantasía sexual de muchos es poder tener sexo varias veces en una misma noche, pero no es tan sencillo como parece, especialmente para los hombres, pues después de tener un orgasmo, pueden tardar en recuperarse para un nuevo encuentro o de plano ya no tienen más energía para hacerlo de nuevo.

Existen algunos consejos que pueden ayudar a que el hombre se recupere más rápido para permitir darle rienda suelta a la pasión más de una vez en la intimidad.

Tardar mucho en recuperarse tras la primera eyaculación
también puede frenar la excitación de la pareja, por lo que se vuelve aún más importante aprender a acortar el tiempo de recuperación para volver a empezar con la misma energía que al principio o incluso, más.

Recuperarse tras la primera eyaculación

La cantidad de erecciones que puede tener un hombre durante los encuentros sexuales está muy relacionado con la potencia sexual, no obstante, a veces es difícil de alcanzar una segunda o hasta tercera erección
simplemente por el periodo refractario, que de acuerdo al psicólogo y sexólogo Patricio Gómez Di Leva, es el tiempo que tiene que transcurrir para que el pene se recupere.


Según un artículo publicado en Clarín, un joven adulto hombre, que goce de buena salud, puede llegar a experimentar hasta diez erecciones diarias. En promedio, un hombre puede tardar 15 minutos para tener otra erección, aunque a mayor edad, mayor será el tiempo de recuperación.

No obstante, existen algunos trucos que pueden ayudar a acortar este  periodo en caso de que quieran tener más de un encuentro sexual:

1. Descanso
Lo mejor que puedes hacer después de eyacular es descansar unos minutos, pero realmente con el objetivo de relajarte y disfrutar de la sensación de bienestar que deja el orgasmo. En ese tiempo puedes aprovechar para seguir en contacto con tu pareja, pueden abrazarse o acariciarse
para no perder la excitación completamente y terminar dormido.

2. Date un baño
Después de descansar unos minutos, es ideal levantarse y darse un baño, pero junto a tu pareja para que el momento siga siendo muy erótico. Esto
ayudará a despertar los sentidos de ambos y a recuperarse para empezar de nuevo llenos de energía y de deseo sexual. Enjuaguen su cuerpo mutuamente y de forma muy sensual para hacer el momento más íntimo.

3. Sexo oral
Mientras recuperas la energía completamente, pueden aprovechar para una sesión de sexo oral, pues es muy efectivo para recuperar el deseo sexual y para que la pareja siga excitada antes de la segunda penetración.
Una opción adecuada es el 69, pues es una postura para descubrir nuevos ángulos y satisfacerse al mismo tiempo.


4. Vuelve a empezar, pero poco a poco
En pocos minutos notarás que empiezas a recuperar las ganas de tener sexo, pero no debes apresurarte, el sexo rápido y frenético no es la mejor opción para iniciar una segunda ronda de relaciones sexuales. Sigan un
ritmo lento y empiecen con posiciones que sean cómodas para ambos pero que les brinden satisfacción. Es probable que la lubricación en la mujer ya no sea tan intensa como al principio, pero pueden aprovechar para usar
lubricantes íntimos que ayuden a facilitar los movimientos y la penetración.

5. Penetración profunda
Si te está costando trabajo mantener la erección firme, opta por hacer posiciones sexuales que permitan una penetración profunda, como la vaquera invertida, el perrito o las piernas en los hombros, así conseguirás
que la sangre llegue antes al pene y rápidamente puedan alcanzar de nuevo el punto máximo de excitación.

Recuperarse tras la primera eyaculación en el sexo puede irse complicando conforme avanza la edad, pero si te aplicas con los consejos que te compartimos, es posible acortar ese tiempo para seguir disfrutando de múltiples encuentros sexuales en una misma noche.

Compruebe también

Qué significa el «Slow sex», motivos por los que deberías probarlo

Hay tantas maneras de disfrutar la sexualidad que no somos muy conscientes de que podríamos …